COMRA

CONFEDERACIÓN MÉDICA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Prensa

Asamblea General de la Asociación Médica Mundial

Delegados de más de 45 asociaciones médicas nacionales asistieron a la Asamblea General de la AMM en Fortaleza, Brasil. En este contexto, se adoptó una Declaración de Helsinki revisada, que propone cambios a fin de brindar mayor protección para las personas que participan en investigaciones médicas.

Después de un proceso de revisión que duró dos años, la AMM adoptó y publicó una versión revisada de la Declaración de Helsinki sobre investigación médica, que el próximo año celebra su 50º aniversario.
Los delegados de la Asamblea anual de la AMM, reunidos en Fortaleza del 16 al 19 de octubre, votaron mayoritariamente a favor de los cambios en la Declaración, que no sólo aumentan la protección de los grupos vulnerables que participan en la investigación, sino que también incluyen una nueva estipulación para compensar a la gente que sufre daños después de tomar parte en la investigación. Además, hay más requisitos para las estipulaciones post estudio a fin de asegurar que los participantes en la investigación sean informados de los resultados y tengan acceso a tratamientos beneficiosos que surjan.
En el encuentro, la Dra. Margaret Mungherera, Presidenta de la Asociación Médica de Uganda, asumió como Presidenta para 2013/14 y el Dr. Xavier Deau, Presidente de la Delegación Europea e Internacional del Consejo Médico Francés, fue elegido Presidente electo.
Asimismo, se aceptaron las solicitudes de afiliación de las asociaciones médicas nacionales de Camerún, Italia, Montenegro y Sudán, con lo cual la cantidad total de AMNs es de 106.
Entre otros temas, también se abordó:
Se aprobó una resolución de urgencia que insta a todas las partes en el conflicto sirio a velar por la seguridad del personal de salud y sus pacientes, como también los establecimientos y transporte médicos. Los delegados expresaron su preocupación por los ataques en Siria a los establecimientos de salud y el hecho de que el personal de salud ha abandonado el país. Se informó que más de un tercio de los hospitales han sido destruidos y 15.000 médicos han abandonado el país.
Se hizo un llamado a prohibir la creación, producción, almacenamiento y uso de armas químicas y se instó a las naciones a apoyar la destrucción segura de todas las armas químicas almacenadas. Se apoyó la iniciativa de la ONU para identificar a todo responsable del uso de armas químicas y presentarlos a la justicia. Se recordó que el empleo de armas químicas constituye un delito de lesa humanidad, ya sea contra civiles o militares. También se instó a los países que utilizan agentes químicos para controlar desórdenes a considerar cuidadosamente y disminuir al mínimo los riesgos y cuando sea posible, evitar su uso.
Se acordó apoyar la Resolución de la Asamblea General de la ONU que pide una moratoria en la aplicación de la pena de muerte y se expresó que es antiético para los médicos participar en la pena de muerte. Se aclaró que la Declaración de Ginebra de la AMM obliga a médicos mantener el máximo respeto por la vida humana y al mismo tiempo reconoce que las opiniones en algunos países de algunos miembros impiden que todos los miembros se opongan sin condición a la pena de muerte.
Las intenciones de gobiernos para controlar la práctica de la medicina, incluida la penalización de las decisiones médicas fueron condenadas. Los delegados protestaron porque los gobiernos han tratado de evitar los procedimientos por indicación médica, ordenar procedimientos médicos no indicados y ciertas prácticas de prescripción. Además, se han impuestos penas a médicos por diversos aspectos de la práctica médica, incluidos los errores médicos, a pesar de enmendarlos adecuadamente.
Se instó a las AMNs a oponerse a las intrusiones de los gobiernos en la práctica de la medicina. La resolución se opuso a penalizar la opinión médica, las decisiones sobre salud, incluidas la variación médica de orientación y estándares y la atención médica a los pacientes heridos en conflictos civiles.
Se llamó al gobierno brasileño a trabajar con los médicos del país sobre la educación médica, certificación médica y práctica de  la medicina y respetar la función de la Asociación Médica de Brasil. Se adoptó una resolución que condena toda política y práctica que afecte los estándares aceptados de acreditación médica y atención médica. Se instó al Gobierno brasileño a respetar el Código Internacional de Ética Médica de la AMM.
La resolución fue adoptada en el marco del programa “mais médicos” en Brasil para crear más escuelas de medicina, alargar la duración del curso de medicina, se obligó a los estudiantes de medicina a trabajar en servicios públicos y atraer a médicos extranjeros para trabajar en zonas alejadas y más pobres del país.

Se adoptaron nuevas políticas sobre los siguientes temas:
- Derecho de la mujer a la atención médica y relación a la infección VIH madre-hijo
- Investigación forense de los desaparecidos
- Derecho de rehabilitación de las víctimas de torturas
- Vacuna contra el virus de papiloma humano
- Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades fúngicas

ÚLTIMA EDICIÓN

NOTICIAS RELACIONADAS