COMRA

CONFEDERACIÓN MÉDICA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Prensa

CONFEMEL: Declaración de Buenos Aires

Los integrantes de Confemel analizaron dos procesos trascendentales que está viviendo la medicina a nivel regional y mundial, como son las migraciones médicas y la judicialización de la medicina.

La Confederación Medica Latinoamericana y del Caribe, reunida en su XVII Asamblea general ordinaria, con la presencia de organizaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile,  Costa Rica, Colombia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, y España como organización invitada, analizaron y discutieron sobre dos procesos trascendentales que está viviendo la medicina a nivel regional y mundial,  como son las migraciones médicas y la judicialización de la medicina, CONCLUYENDO:

- La migración médica es una realidad multicausal, emanada en la mayoría de los casos en la dificultad que tienen algunos médicos de ejercer su profesión en las  condiciones adecuadas.
- Nuestro rol como organización debe ser de señalar los defectos estructurales de  los sistemas que conspira en favor de esto, así como articular con los organismos  gubernamentales correspondientes políticas que permitan mejorar las condiciones  laborales de los médicos, redundando en una mejor calidad de atención para  nuestros pacientes.
- La reválida de los títulos emitidos por los diferentes formadores de recursos  humanos de la región, por parte de los organismos competentes en cada país, debe  ser una condición fundamental para garantizar la calidad de los recursos humanos  migrante.
- Rechazamos la migración médica dirigida por gobiernos, al margen de los  requisitos exigidos para el ejercicio de la medicina en cada uno de los países, y la  utilización de recursos humanos en salud como capital político, así como la  formación de médicos en instituciones no calificadas.
- La judicialización de la medicina, es un proceso progresivo, multicausal, que lleva a  un modelo de práctica profesional “defensivo”, lo que redunda en un deterioro  paulatino de la relación médico-paciente.
- En la raíz de la judicialización de la medicina se encuentra una falta de  comunicación adecuada entre paciente y médico, lo que lleva implícito un  deterioro de esta relación y por consecuencia de la calidad de atención.
- Las nuevas tecnologías, el uso por parte de pacientes de herramientas informáticas  para obtener conocimiento médico, en la mayoría de los casos poco adecuadas , la  falta de legislaciones claras o la libre interpretación de las distintas legislaciones  actuales, han llevado a la aparición de nuevos conflictos medico legales.
- Debemos buscar incorporar en la formación de estudiantes de medicina, internos, residentes y en los programas de educación médica continua, contenidos vinculados a la ética deontológica y la bioética, derecho médico y habilidades  comunicacionales.
- Debemos como colectivo médico continental tomar un rol activo, generando  herramientas que permitan encontrar las formas más adecuadas de afrontar estas  nuevas realidades.
- En el último tiempo hemos sido testigo de un aumento de la violencia hacia los  integrantes del equipo de salud, en particular hacia los médicos.
- Las actuales condiciones de ejercicio profesional, que precarizan el trabajo médico, por falta de insumos, infraestructura y organización adecuada de los recursos humanos, favorecen las condiciones para la judicialización de la práctica médica.
- Condenamos la utilización de los conflictos médicos legales con fines políticos.
- Reiteramos nuestro compromiso con la colegiación médica obligatoria y nuestro  convencimiento de la importancia de la misma como herramienta para detener el  actual proceso de judicialización. 

Declaración de Buenos Aires

ÚLTIMA EDICIÓN

NOTICIAS RELACIONADAS

Implicancias del Proyecto de Ley que regula la actividad de las obstetras y avanza sobre las incumbencias médicas

La COMRA envió un documento al Dr. Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud del Senado, en donde se plantean determinadas situaciones de la normativa que avasallan las incumbencias de los profesionales médicos, al otorgar derechos de prescripción de tratamientos, indicación de métodos anticonceptivos y realizar diagnóstico de enfermedades del sistema reproductivo por parte de las obstetras.