COMRA

CONFEDERACIÓN MÉDICA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Prensa

FEMECON: “Buscamos mejorar permanente las condiciones laborales de los médicos”

El Dr. Marcelo Suárez se refirió a la actividad gremial de FEMECON y su participación institucional en distintos ámbitos sanitarios. Como uno de los temas de mayor preocupación en el ejercicio profesional en la provincia, brindó un análisis de los factores que propician las situaciones de violencia y destacó la importancia de haber ingresado a la Confederación Médica. 

-¿En qué proyectos y actividades trabaja FEMECON?
La gestión del convenio con el IOMA ocupa el lugar más importante dentro de las actividades que realiza la Federación. IOMA conlleva una responsabilidad sustancial para todos nosotros desde todo punto de vista, un tema que va más allá de un convenio. Es un vínculo que lleva más de 20 años y si bien es complejo, permite la posibilidad de trabajo a un número importante de médicos. Nosotros tenemos la enorme responsabilidad institucional de gestionar un convenio que le brinda prestaciones de salud a un universo importante de la población bonaerense.
 
-¿Cómo es la relación y la labor junto a la obra social provincial?
Con las actuales autoridades, encabezadas por el Dr. Antonio La Scaleia, siempre hemos tenido una relación de permanente diálogo y de trabajo en conjunto. Además de regularizarse los pagos, se logró recomponer en gran parte el valor de los honorarios e  incorporaron al convenio prestaciones que no estaban convenidas.
 
ACTIVIDAD GREMIAL
-¿En qué otros ámbitos desarrolla su labor gremial?
FEMECON es miembro pleno de la Comisión de Carrera Profesional Hospitalaria Provincial participando en la búsqueda permanente de mejorar las condiciones laborales de los médicos. Formamos parte del Frente Médico Bonaerense (FREMEBO), entidad que sigue consolidándose y trabajando sobre temas de trascendente importancia para los profesionales y para las entidades que lo componen. Participamos del Foro Nacional de Instituciones Médicas, Consenso Salud, junto a FEMEBA, FABA y FOPBA; y en la OISS (Organización Iberoamericana de la Seguridad Social) donde llevamos nuestra opinión y fijamos nuestra posición institucional.
Además, una de las  actividades de la FEMECON, es la actividad docente, en el marco del convenio con la Universidad Isalud se realizan cursos de Desarrollo de Directivos de Entidades Profesionales, como también encuentros de actualización en temas de salud, donde participan importantes referentes del sector. Nuestro objetivo es capacitar, formar y perfeccionar el recurso humano brindándoles herramientas que les permitan afrontar la problemática del sector para una mejor gestión.
Somos parte del Centro Especializado para la Normalización y Acreditación en Salud (CENAS), que es una Entidad no gubernamental, independiente, de alcance nacional, comprometida con la calidad de la atención de la salud y la seguridad del paciente, y también  formamos parte de la Comisión Interinstitucional para el Desarrollo de la Calidad en la Atención Médica (CIDCAM), comisión creada por iniciativa de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de La Plata y conformada por instituciones oficiales y privadas relacionadas con la atención médica, con la finalidad de mejorar la calidad de la atención Médica y desarrollar un proceso de acreditación de Establecimientos Asistenciales.
-          ¿Qué desafíos se plantean en la defensa de los derechos de los médicos?
Un logro importante de nuestra entidad es la creación de la Cámara Argentina de Sistemas de Salud Médico-Gremiales (CASSEM), conformada por entidades con las que compartimos una misma identidad y que planteamos ante la necesidad de contar con un ámbito de diálogo, de intercambio de experiencias y de poder asumir la representación de nuestros sistemas de salud. Estamos inmersos en esta situación difícil y compleja que atraviesa el sector privado de la salud, que afecta en especial a las entidades más pequeñas, que son las que representa la CASSEM.  La vulnerabilidad de nuestros sistemas de salud es producto del desfinanciamiento provocado por la brecha entre los recursos, hoy regulados y el incremento sostenido de los gastos. Este desequilibrio del sistema se acrecienta cuanto más chica es la entidad, cuanto más pequeña, menor es la posibilidad que tenemos de asumir riesgos, y a la vez tenemos mayor probabilidad de desfinanciamiento.
El año pasado firmamos un acuerdo de colaboración interinstitucional con la RAS (Red Argentina de Salud) con el objetivo de tener una mayor representatividad en todo el país y consolidar criterios de acción en pos del fortalecimiento del sector que representamos y participamos activamente en la Intercámaras, junto a todas las cámaras del sector con el fin de diseñar las mejores estrategias para poder enfrentar esta difícil situación.
 
-¿Cuáles son las expectativas de trabajo con COMRA?
En el último Congreso Confederal de la Confederación Médica,  la FEMECON ingresó a la COMRA, y tomamos esto como un honor y a su vez una enorme responsabilidad poder representar a los médicos de una de las provincias más grandes del país en una institución con el prestigio y la historia de la COMRA. El objetivo de nuestra entidad es sumar y esperamos que nuestro aporte sirva para consolidar y acrecentar la representatividad y el prestigio de la Confederación.
 
EJERCICIO PROFESIONAL
- ¿Cómo ve la situación del ejercicio profesional en el Conurbano?
El análisis nos muestra una de las zonas más críticas de la provincia de Buenos Aires, donde la falta de profesionales en algunas especialidades críticas sumado a las deficiencias en muchos de los hospitales públicos, hace que en muchos casos las condiciones laborales no sean las mejores para poder ejercer la profesión. Hay especialidades como emergencias, terapia, obstetricia o neonatología, que son las más críticas, pero la mayoría de los médicos padecen las bajas remuneraciones y la precariedad laboral, tanto en el sector público como privado, que los obligan a tener varios trabajos y a soportar cada vez más exigencias. A esto se le agrega la generalización de los juicios de praxis médica, que sumado a situaciones de hostilidad por parte de pacientes o sus familiares, hacen que las condiciones laborales para los médicos  sean cada vez más difíciles. Esta es la situación de muchos de los médicos del conurbano y es necesario modificarla.
-¿Se trabaja en el abordaje de estos temas?
Estamos trabajando en mejorar las condiciones laborales en todos los espacios posibles, participando junto al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, al Consejo de Salud de la Provincia de Buenos Aires (COSAPRO) y en la Comisión de Carrera Hospitalaria. Podemos decir que se concretaron importantes avances que mejoran las condiciones laborales de todos los profesionales de la salud; como el pase de profesionales en comisión que prestaban servicios en otros ámbitos fuera del que habían ganado el concurso. La ley de titularización de becarios e interinos que permitió la regularización de casi 4.000 profesionales. Además el cumplimiento estricto, como marca la ley N°10.471 de concurso de pases, de ingresos y de funciones y el funcionamiento a pleno de la Comisión Permanente de Carrera, como el de las comisiones paritarias sectoriales en la búsqueda permanente de mejorar las remuneraciones y las condiciones de trabajo de los profesionales. Este año se llegó a un acuerdo de incremento salarial de 36% de promedio.
- En relación a los hechos de violencia hacia el equipo de salud, ¿Cómo es el escenario en la actualidad?
 
Para analizar el fenómeno de la violencia contra los profesionales de la salud, hay que considerar no sólo a la relación  médico-paciente, sino también al medio que los rodea, no se pueden aislar  las conductas y los comportamientos de la sociedad en la que nos encontramos inmersos.
Por un lado, es evidente que la situación del médico en la sociedad actual es muy distinta a la que tenía años atrás. Desde la visión de la sociedad, la relación médico-paciente ha dejado de ser esa relación de confianza para convertirse en una transacción comercial, los médicos somos considerados prestadores de servicios, con pocos derechos y muchas obligaciones, y los pacientes se convirtieron en verdaderos consumidores. Existe también, por parte de la población una negativa cultural a considerar a la muerte como parte del ciclo de la vida, así como también una falsa creencia de que todo acto médico tiene que ser exitoso sin aceptar los riesgos posibles.
Sabemos que existen falencias a nivel de la atención que son muchas veces el factor desencadenante. Las demoras, la falta de infraestructura y de insumos muchas veces logra que el paciente reaccione contra la cara más visible del sistema, el que está más cerca: el médico. Si a esto le agregamos las alteraciones emocionales por sentirse enfermo o la angustia de tener un familiar enfermo, y le sumamos la falta de educación y de respeto, se generan estas lamentables situaciones. Todos estos factores hacen que los médicos estemos mucho más expuestos a hechos de violencia.
 
-¿Se tomaron medidas?
Como están dadas las circunstancias, parece difícil que esta situación pueda revertirse a corto plazo. Ante esta difícil  problemática, hicimos notas, solicitadas, organizamos jornadas y tuvimos reuniones con los más altos funcionarios, manifestando nuestra preocupación por la gravísima situación producida como consecuencias de las constantes agresiones que sufren los profesionales de la salud, tanto en el sector público como privado, situación que además es causal de la falta de cobertura en guardias y en especialidades críticas,  poniendo en riesgo todo el sistema.
FEMECON participa junto al Ministerio de Salud, otras entidades médicas y gremios, de la Mesa Intersectorial por Hospitales Libres de Violencia, donde se acuerdan medidas y se diagraman estrategias para prevenir hechos de violencia. Las causas son múltiples, los avances son importantes pero hay que seguir trabajando para minimizar este fenómeno. Es un compromiso de todos fortalecer la cultura del derecho a trabajar en hospitales libre de violencia.
 
- ¿Se trabaja en la prevención de enfermedades profesionales y en el cumplimiento de las CYMAT?
La Federación Médica del Conurbano celebra la decisión del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de sancionar, un decreto que tiene como objeto prevenir el desgaste laboral de los médicos en el ámbito de la salud pública. Esta medida es fruto de un reclamo que viene realizando FEMECON junto a otras entidades de profesionales de la salud, y es sin duda un logro relevante para todo el sector.
A partir de ahora se abre un proceso de debate en relación al contenido del decreto que tiene como fin, además de prevenir el desgaste laboral, reducir la edad jubilatoria a los médicos incluidos en la Ley 10.471 a partir de los 50 años de edad y luego de 25 años de servicio ininterrumpidos en hospitales y centros de salud, reducir las guardias a no más de 12 horas semanales y el pase de los Servicios de Emergencia a tareas de planta con 15 años ininterrumpidos de labor o a los 45 años de edad. Todo esto deberá ser analizado y consensuado entre las partes involucradas, teniendo en cuenta la planificación de la sustentabilidad del Instituto de Previsión Social y las necesidades sanitarias de la Provincia.
 
-¿Cuáles son las expectativas de cara al futuro?
Esperamos que mejore la situación que atraviesa el sector de la salud, tanto en el público, en el privado, como en  la seguridad social. Tratando de consolidar y profundizar lo que fuimos logrando, con el compromiso de desarrollar nuevos proyectos para contribuir al crecimiento del sector y lograr el fortalecimiento de nuestra entidad.

ÚLTIMA EDICIÓN

NOTICIAS RELACIONADAS