COMRA

CONFEDERACIÓN MÉDICA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA

Prensa

Observatorio de Recursos Humanos: Propuesta para un Sistema de Salud

La realidad del escenario en salud, el gasto sanitario y la fragmentación del mismo, fueron algunos de  los temas que abordó el Dr. Eduardo Filgueira Lima en su disertación en la sede de la Confederación Médica.

En el marco de la labor del Observatorio de Recursos Humanos de la Confederación Médica,  el Dr. Eduardo Filgueira Lima, Director del CEPyS, Magíster en Sistemas de Salud y Seguridad Social (ISALUD) y en Economía y Ciencia Política (ESEADE), brindó una charla: “Propuesta para un Sistema de Salud”, en la sede de la Confederación Médica.
Filgueira Lima planteó que “si analizamos desde cierta perspectiva podríamos decir que enfrentamos como todo dilema económico, recursos escasos, frente a demandas infinitas. Pero si uno analiza la composición del gasto sanitario vemos con sorpresa que casi el 45% del mismo lo pone la gente de su bolsillo”.
“Los recursos terminan por no ser tan escasos. Si los comparamos con otros países de la región, Argentina es el país de mayor gasto (cápita/habitante/año), y sin embargo, nuestros resultados sanitarios dejan mucho que desear”, detalló.
“Ya en este punto todos sabemos que los resultados – en cuanto a lo que al sistema de salud compete – son dependientes de dos variables centrales, que son: su organización y las acciones básicas de mayor costo/beneficio, como son las de Atención Primaria de la Salud. De ambas carecemos”, puntualizó.
“En referencia a la primera – que es la que hoy nos ocupa – podemos decir que nuestro “sistema de salud” no funciona precisamente como un sistema. Existen más de 800 instituciones financiadoras (a veces son a su vez prestadoras), sin mencionar los múltiples “intermediarios”, instituciones prestadoras, ONG´s, otras instituciones colegiadas,.. etc. lo que conduce a una alta fragmentación – con los enormes costos de transacción que ello supone – en donde cada uno hace como puede, lo que puede,… pero pocas veces lo mejor”.
“Así es como la fragmentación no es la única característica “conflictiva” (porque si hay más de 800 cajas financiadoras no es por casualidad, sino por el interés de cada quien de administrar la propia), también a su vez se presentan otras cuestiones – como la segmentación, el cambio en el perfil de la demanda, el desfinanciamiento mencionado, etc. – que hacen en términos generales al “sistema” ineficiente en términos de gasto/resultados”, comentó Filgueira Lima.
“Conviven además dos subsistemas: uno descentralizado que corresponde a las provincias (que no han delegado en la Nación la responsabilidad del cuidado de la salud) e incluyo a las Obras Sociales Provinciales, y otro altamente centralizado que incluye a las acciones del Ministerio de Salud de la Nación, el PAMI, las Obras Sociales Nacionales, y muchas otras”, agregó.

Situación
En referencia a la situación actual, “en un breviario diríamos: alto gasto y mediocres resultados. Todos sabemos que nos debemos una reforma”.

Una propuesta
“Una propuesta de reforma no depende sólo de mero voluntarismo. Son muchos los pasos a recorrer, los acuerdos a lograr, las resistencias, y por lo mismo, muchas las negociaciones, ya que en todos los casos debe considerarse que los “nichos” son múltiples, y a ellos referidos los intereses”, explicó.
En primer lugar, “la idea se centra en la conformación de seguros de salud provinciales lo que supone desde el inicio una descentralización del sistema de aseguramiento. Resulta obvio que ello requerirá de acuerdos políticos, y más allá de ellos, para sostener un adecuado equilibrio con el poder central”.
“El desarrollo del seguro supone además el sustento normativo de una ley provincial, bajo cuyo amplio marco se pueda definir incluso menos dos etapas”, puntualizó.

Etapa I: Establecer la posibilidad de subsidiar la demanda sin cobertura que sea tributaria y cautiva de los establecimientos asistenciales públicos, ofreciéndoles la posibilidad de libre elección del prestador (ya sea público o privado) y financiar esta asistencia en los efectores privados mediante el pago directo a los mismos, por Rentas Generales desde el Ministerio de Salud de la Provincia. Esto es: un subsidio directo a la demanda.
“La mayoría de los proyectos que se han implementado no han superado esta etapa, o han considerado que sólo con ella es suficiente, o peor aún se han centrado en grupos focalizados de población vulnerable, sin ir más allá”, detalló.
“Por otra parte, debieron soportar retrasos en los pagos por parte de los gobiernos provinciales a los prestadores privados (que vieron desalentada su participación), como también importantes conflictos internos (en el Ministerio de Salud Provincial), o incluso otros con el gobierno nacional que impuso límites a la extensión del proyecto”.

Etapa II: Esta segunda etapa requiere constituir un Fondo Provincial del Seguro de Salud (lo que exige una ley provincial), que empadrone a todos los habitantes que acrediten su domicilio en la provincia.
El esquema funcional del Seguro Provincial de Salud podría esquematizarse de la siguiente forma:

Por último, citó la siguiente reflexión: “El futuro de la Argentina depende de nosotros mismos y en gran medida de un reemplazo de los dirigentes extractivos que, envueltos en la bandera de ´la defensa del pueblo´, se han apropiado del país para su propio beneficio desde hace más de 70 años, lo han dominado y atrasado con respecto a todos los países de la tierra”.


ÚLTIMA EDICIÓN

NOTICIAS RELACIONADAS

Implicancias del Proyecto de Ley que regula la actividad de las obstetras y avanza sobre las incumbencias médicas

La COMRA envió un documento al Dr. Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud del Senado, en donde se plantean determinadas situaciones de la normativa que avasallan las incumbencias de los profesionales médicos, al otorgar derechos de prescripción de tratamientos, indicación de métodos anticonceptivos y realizar diagnóstico de enfermedades del sistema reproductivo por parte de las obstetras.